Tipos de hosting y sus características

Cuando estamos creando un negocio en internet que requiere de un sitio web o una infraestructura para alojar una aplicación, nos encontramos con ciertas incógnitas respecto a tipo de alojamiento que debemos utilizar.

A continuación, vamos a conocer los tipos de hosting que podemos encontrar y las características de estos para ser utilizados en nuestros diferentes proyectos.

Tipos de alojamiento web

Existen 3 principales tipos de alojamiento web, los cuales cuentan con características e infraestructuras diferentes que brindan ciertos beneficios dependiendo del tipo de proyecto, estos tipos de hosting tienen valores muy distintos y están orientados de forma diversa para suplir los requerimientos necesarios.

1. Hosting compartido

El alojamiento web compartido es un tipo de hosting muy asequible y económico ya que su principal particularidad es que es un solo hosting de una alta capacidad que comparte sus recursos entre muchos usuarios que alojan sus sitios web o aplicaciones web, normalmente las características que suelen aportar por usuario son básicas y limitadas para evitar el uso excesivo del servicio por algún usuario y provoque una caída masiva del servicio.

Como es de esperar este tipo de alojamiento puede ser inestable ya que los recursos están siendo utilizados por miles sitios web simultáneamente, y cuando uno de esos usuarios o sitios sobrepasa los límites del servidor puede provocar una caída masiva de todo el servicio afectado a todos los usuarios que se encuentran en él.

El uso de los correos corporativos puede verse afectado en un hosting compartido ya que una penalización para una de las cuentas puedes afectar a los demás usuarios.

¿Qué tipo de usos puedo darle a este tipo de hosting?

El hosting compartido se recomienda para sitios web básicos e informativos donde la cantidad de trafico sea moderada y el uso de bases de datos u otros recursos no sobrepase ciertos límites, también puedes ser utilizado para aplicaciones web de uso empresarial donde las conexiones simultaneas sean bajas.

2. Hosting dedicado.

El hosting dedicado es lo contrario al hosting compartido, este alojamiento es exclusivo para el uso del usuario que lo adquiere y tiene la posibilidad de utilizar todos los recursos con los que cuenta, también dispones de un panel administrativo mucho más avanzado donde puedes configurar todo tipo de parámetros de seguridad, restricciones y demás para garantizar que usas algo a tu medida.

El alojamiento web dedicado es mucho más costoso ya que este solo lo puede utilizar 1 usuario y aprovechar todas las características de velocidad y procesamiento que este ofrece.

¿Para qué tipo de proyectos puedo utilizar este hosting?

Un hosting dedicado usualmente es utilizado por empresas que requieren una alta disponibilidad y gran velocidad, esto garantiza que el sitio o proyecto que se corre en él, siempre este al aire para su uso.

Al ser el único que utiliza el alojamiento, se garantiza que el funcionamiento de los correos electrónicos sea rápido y eficiente, reduciendo en gran medida las penalizaciones o bloqueos permitiendo que el servicio siempre esté disponible.

3. Hosting Cloud o VPS

Un alojamiento en la nube o VPS que significa VIRTUAL PRIVATE SERVER es un tipo de hosting que tiene características de un hosting compartido y a la vez de uno dedicado, esto sucede ya que un hosting cloud en si es un hosting que es dividido en varios hosting virtuales e independientes lo que elimina los inconvenientes del alojamiento compartido al compartir u utilizar los mismos recursos, este utiliza un espacio exclusivo el cual no se comparte con otro usuario, lo que sucede es que el servidor en si está dividido en múltiples instancias independientes.

Este tipo de hosting dispone de características muy llamativas las cuales son muy prácticas para los usuarios, muchos de estos utilizan algo llamado nube elástica que significa que puede ser ampliado y reducido en ciertas circunstancias, usualmente cuando se llega a un tope de uso de un 80%, el hosting automáticamente sube sus características para garantizar que el hosting no sufra ninguna caída.

Es muy escalable y practico ya que este puede manejar múltiples capas de disponibilidad las cuales garantizan que si el hosting principal está fuera del aire el proyecto pase a una instancia secundaria la cual evita la caída del mismo.

El principal inconveniente del hosting en la nube es el costo y lo complejo que puede ser su configuración.

¿En qué casos es recomendable utilizar un hosting VPS?

Lo más normal es utilizarlos en proyectos o aplicaciones web donde debemos garantizar el 99% de disponibilidad las 24 horas del día y una excelente velocidad sin importar la cantidad de usuarios conectados.

Esperamos que con esta breve descripción puedas encontrar el tipo de hosting que más le conviene a tu proyecto online para garantizar su escalabilidad y rentabilidad.